martes, 11 de agosto de 2015

Limpio de engaños y emboscadas

Bien mirado, el resultado electoral de las PASO para presidente, no fue malo para el FPV. Una diferencia que tiende al 9% sobre el principal frente opositor, que se acrecienta cuando se compara con el principal competidor, aproximándose al 15%, no es tan escasa como podría sugerir el 39% al que tiende el FPV. Diferencia que se amplía, cuando la comparación se hace con el otro espacio con entidad, al 18% y 25% respectivamente. Debemos tener en cuenta que esta vez la oposición se concentró en dos espacios, cada uno con sus características particulares, con caudales diferentes, pero importantes. Un dato no menor, que marca la solidez del FPV es que fue la alternativa más votada en 20 de los 24 distritos.

Muchos analizan la volatibilidad del voto opositor, y mi opinión es que esta volatibilidad es real. Del 6% del voto cambiemos que aún no votó a Macri, mi percepción es que finalmente más de la mitad debería terminar votando a Stolbizer, quien está en un nivel bastante más bajo de lo lógico. Y el voto a Massa tampoco creo que sea muy sólido.

Aparentemente siguen operando para unir a los dos candidatos de la oposición, en la idea de que sus votos sumados superan los del FPV. En mi opinión, es un error este planteo, y estoy convencido que al FPV le sería muy conveniente aclarar el panorama de este modo.

Me parece que la debilidad política que mostró el FPV fue Córdoba y la provincia de Buenos Aires, y son los dos distritos que me parece debe trabajar para intentar ganar en octubre en primera vuelta. No será tarea fácil, pero parece posible. En la provincia de Buenos Aires el resultado fue muy malo, la interna no fue gratuita. No las operaciones del poder establecido: las actitudes de los propios dirigentes del FPV. Todos deben serenarse y asumir con responsabilidad el papel que tienen. Otra hubiera sido la historia si Randazzo aceptaba la candidatura a gobernador.

Escucho y leo análisis que sugieren que el candidato del FPV tiene que seducir al electorado de clase media, y debo decir que no lo comparto. Scioli, el FPV, debe recuperar el voto peronista que en las PASO votó a UNA (Massa-De la Sota), y recuperar en la provincia de Buenos Aires principalmente el voto de los sectores populares: es una debilidad grave no superar el 40% de los votos en el mayor distrito electoral del país.

Tampoco nos flagelemos, luego de 12 años de gobierno, con el poder establecido decididamente en contra a través de sus medios de comunicación, luego de haber cometido errores de gestión importantes entre 2012 y 2013, los números registrados en las PASO no son para nada malos. No dan para celebrar, pero es un número que demuestra solidez.

Esto recién empieza, ayer no se ganó ni se perdió nada. Lo importante es octubre, como siempre dijimos. Y tan mal parados no quedamos. Imaginemos una final: en la ida, sacamos un buen resultado, que invita a soñar.





Sexo puro, amor puro. Limpio de engaños y emboscadas. Afán del cuerpo solo que juega a morirse. Risa de dos, como la risa del agua y del niño; la risa de la bestia bajo la lluvia que ríe. Sobre tu piel llevas todavía la piel de mi deseo, y mi cuerpo está envuelto de ti, igual que de sal y de olor.
(Jaime Sabines)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada