miércoles, 26 de agosto de 2015

No nos queda otro remedio que ser hombres

Dicen los chicos de La Garganta Poderosa:
Un funcionario racista llamado Juan Manuel Santander, bufón imperial en el Reino de Formosa, se refirió a nuestro auténtico Carlos Tévez, como un “villerito europeizado”, antes de preguntarse “cuánto le pagó Macri por la nota”, antes de anhelar que “nunca más pise nuestra tierra” y antes de ordenarle “que se lave la boca para hablar de nosotros”… Ahí nomás, se nos ocurrieron 10 mil respuestas y más también, pero tratándose del Apache, con 10 estamos bien.
1) Por respeto a tus abuelos, “Santander”, revisá lo de “europeizado”.
2) Carlitos defendió a las Madres, en medio del caso Schoklender.
3) Carlitos visibilizó a las villas de Capital, en medio de la Premier League.
4) Carlitos no hablaba de vos, ¡hablaba de los pobres!
5) Identificar la pobreza, no es precisamente un rasgo macrista.
6) La tierra no es tuya, tuyo era el facebook que acabás de cerrar.
7) Insfrán, ese menemista devenido en oficialista vitalicio, ése sí, bien podría ser macrista.
8) Dicen, en el acampe qom, que tu “nosotros” no estaría chequeado.
9) Villeritos, sí, a mucha honra.
10) Lavate la boca para hablar de nosotros.


Vamos a ver si nos ponemos de acuerdo: no sólo Argentina, toda la región, luego de una década en la que la desigualdad y la pobreza a disminuido de manera espectacular, increíble, esto es: mejoró muchísimo, seguimos de todos modos siendo la región más desigual del mundo.
Los mismos organismos que celebran esta mejora, y nos felicitan, y agradecen la gestión de los gobiernos populares de Sudamérica en la última década, lo destacan.
Ambas cosas. Cuando decimos que luego de avanzar muchísimo, aún nos falta muchísimo, también nos referimos a esto.

Es una tontería, además de un grosero error político, enojarse con el Apache por decir lo que es evidente.
No nos confundamos, nosotros también debemos enojarnos con lo que falta, sabiendo que sólo el FPV conseguirá que esta desigualdad, y esta pobreza siga disminuyendo.
Negándolo, o enojándose con quienes lo dicen en voz alta, no vamos a seguir mejorando.


-- ** -- ** -- ** --

Según informa Cancha LLena, los jugadores de Estudiantes le hicieron un pasillo de recepción a los campeones de la Copa Libertadores de América.

En este país da gusto vivir, en el que se aplaude al rival cuando tiene éxito, se le reconoce el esfuerzo y la capacidad. El de las buenas personas. En donde los que para ganar se proponen ser mejores que el rival.

No en aquel de los facinerosos, los mediocres, que cuando el otro gana prenden fuego todo, se le niega la victoria al rival, se tira gas pimienta, se pretende pinchar la pelota, suspender el partido, ganar por los medios que sean.

Vale en el fútbol, vale en la vida, vale en la política.


-- ** -- ** -- ** --

Estuve analizando este mapa global del cáncer, casos y mortalidad cada 100.000 habitantes, y parece evidente que a mayor desarrollo, a mejor calidad de vida, más casos de cáncer. Pero si vemos la mortalidad, mejora el número con la misma lógica. Y nuestro país está en este grupo, algo que debería entenderlo como un dato positivo.
¿Lo es?





¡Dame la mano, o cógete del brazo, de mi brazo. Entra al coche. Te llevaré a dar el último paseo por el bosque. Querías vivir, lo supe. Insistías en que todo era hermoso, pero tu sangre caía como un muro vencido. Tus ojos se apagaban detrás de ti misma. Cuando dijiste “volvamos” ya estabas muerta.
¡Qué dignidad, qué herencia! Nos prohíbes las lágrimas ahora. No nos queda otro remedio que ser hombres.
(Jaime Sabines)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada