domingo, 24 de julio de 2016

Los desequilibrios de una sabiduría diferente

En el segundo semestre continuará la tendencia recesiva. La economía cerrará el año 2016 con una caída de entre 2 % y 2,5 %. La principal causa de la caída en la actividad es la pronunciada baja del consumo, como consecuencia de la pérdida de poder adquisitivo de los salarios.
La inflación para todo 2016 será de alrededor del 43 %, mientras que ninguna paritaria alcanzó ese registro. Las inversiones prometidas no llegarán en este segundo semestre, donde la expectativa se corrió de la inversión productiva al ingreso de capitales por blanqueo, que en la mayoría de los casos ni siquiera será ingreso, sino declaración de dinero en el exterior. Para 2017 la inflación será menor, consecuencia de una economía más deprimida, la dinámica del consumo interno dependerá de la ecuación paritarias/precios. Si ocurre una recuperación rebotara un poco el consumo y sino seguirá en su espiral descendente.
El dilema del gobierno es entre continuar favoreciendo a los grupos empresarios, cuyos intereses representa, o apostar a la gobernabilidad en un año de elecciones. La reactivación de la obra pública ayudará a cierta recuperación en la actividad. Mientras tanto, el esquema de endeudamiento externo e ingreso de capitales financieros especulativos, implica condiciones tales como elevadas tasas de interés que actúan en desmedro de la actividad productiva. El impacto negativo del actual esquema macroeconómico sobre la industria nacional, sobre todo Pymes, continuará mientras se continúe con esta lógica.

Sin reanimamiento del consumo, no asoma la recuperación.
La Izquierda Diario

-- ** --

Nunca se olviden que todo lo que este gobierno haga crecer la deuda se convertirá en divisas que se fuguen.
No es un chiste: Cada peso de deuda tomado por Argentina se convirtió en fuga.
Es la historia.

-- ** --

En lo que va de gobierno de cambiemos nos endeudaron en más de 36 mil millones de dólares. Como siempre que gobiernan los neoclásicos, neoliberales, la derecha, llamalos como quieras, crece la deuda y cae la actividad y el empleo, y crece la pobreza y la desigualdad.Pero esta vez se están superando: además crecen, y mucho, el déficit fiscal y la inflación.
Debo confesarlo: son peor de lo que pensaba. No sólo son neoclásicos, además son ineficaces, ineficientes, improvisados, en definitiva: muy malos.

-- ** --

La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, recibió en su casa en El Calafate a seis medios internacionales —las agencias Sputnik, Reuters y Nodal, las cadenas de televisión Telesur y Al Jazeera y el periódico La Jornada—, en lo que se convirtió en su primer contacto con la prensa después de dejar el poder. Durante cerca de dos horas, CFK conversó con los periodistas sobre la situación en la región latinoamericana y las próximas elecciones en EEUU, sobre las amenazas del terrorismo internacional y sobre los problemas actuales de su país, sobre las regulaciones cambiarias y las políticas de exportación de su Gobierno. La expresidenta también dio su visión sobre los procesos judiciales que tiene que enfrentar hoy.

Transcripción en Sputnik News

Vídeo completo de Nodal

-- ** --

Aquí va mi hipótesis (y sí, ya pensando en las elecciones del año próximo): el electorado argentino (que ideológicamente creo que se divide en cinco quintos) creo que electoralmente está dividido en tres tercios.
Hay un tercio que aún en el escenario más lógico, es decir el de una economía desbarrancándose, tal y como ahora, votará oficialismo. Les costó mucho llegar hasta aquí, y se aferrarán incluso al peor gobierno con tal de no volver a una experiencia nacional y popular.
Hay otro tercio, que podemos definir como kirchnerista, más allá de los dirigentes, que votará la opción más respetuosa con el ideario de un FPV liderado por Cristina Fernández.
Y otro trecio que se reparte entre el peronismo más de derecha (Massa, De la Sota, etc), el FPV en la diáspora (dirigentes buscando dónde está el calor del poder), lo que muchos llaman centroizquierda (liberal progresismo), troskistas varios, otras opciones marginales.
Lo estuve pensando mucho. Estamos obsesionados por encontrar el liderazgo en la unidad, y esto no es necesario. Ahora ya es tarde para esto, o demasiado temprano. El actual gobierno ya está instalado, por lo que las tareas son dos: intentar que haga el menor daño posible a la ciudadanía (desde el parlamento), y posicionarse para liderar la oposición.
Creo que Cristina Fernández tiene razón. No tenemos que desesperarnos en buscar unidad. Este año y el próximo la lucha será de los trabajadores en la calle. Los sindicatos tendrán que ponerse a la cabeza de esto. Y el próximo en las urnas dirimiremos cuál es el liderazgo político de esta lucha.
Seamos sabios. Tengamos paciencia. Seamos prudentes. Bajemos el tono. No nos resignemos. No se olviden que quien más trabaja para que nos vaya bien es el propio presidente. De momento esconden el presente en un relato mediático del pasado. Pero el presente se impondrá inexorable, y el relato de los medios militantes del oficialismo terminará despedazado.
No nos apuremos. Nos llegará el momento.

-- ** --

El movimiento obrero estará en el centro de la escena política, le guste a quien le guste. El sujeto político de este tiempo que viene seremos los trabajadores. Quién conduce esto políticamente es lo que está en disputa. No será el pueblo empoderado, hacen falta dirigentes que se pongan al frente. Cuál es la ideología, cuál es el proyecto de país dependerá de quién lo conduzca.
El sectarismo, la mezquindad, el ombliguismo y las poluciones nocturnas colaboran para que sea el PJ amigable con el establishment.

-- ** --

El País - ¿Cómo va a ser la convivencia con Garzón, que ha criticado abiertamente su proyecto político, la llamada hipótesis populista?
Iñigo Errejón - No tenemos por qué compartir las hipótesis teóricas e intelectuales que nos han traído hasta aquí para hacer trabajo juntos en el grupo parlamentario. Sin esa hipótesis serían imposibles los 71 diputados, los cinco millones de votos, y el haber alterado el panorama político español. Creo que eso lo reconocen los más duros de nuestros adversarios. Y que no hay que confundir esa hipótesis con la urgencia de la coyuntura. Ahora tenemos que reconstruir una formación nacional popular que sea capaz de adaptarse al tiempo más frío de la institución. Y creo que en eso estamos de acuerdo.

Entrevista en El País a Iñigo Errejón.





La mano ha comenzado a enamorarse en el camino y así la posesión y el don se le escapan. La mano ha cambiado su destino por un vuelo que no es el vuelo del pájaro, sino un abandono a las mareas que no tienen costa o a los desequilibrios de una sabiduría diferente. La mano ha renunciado a su objeto y ha adquirido el valor de su distracción. La mano ha renunciado a salvarse.
(Roberto Juarroz)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada