sábado, 10 de enero de 2015

Olor a doble humanidad

Sí, yo también soy Charlie.

Su humor básico y prejuicioso, tan poco afecto a la sutileza, típico de los que se creen dueños absolutos de todas las respuestas y todas las preguntas, no me cambia nada. Algún acierto han tenido, como aquella viñeta en la que mostraron a un Mahoma apesadumbrado por la extrema estupidez de algunos de sus seguidores.

Pero tengo la imperiosa necesidad de decir, espero sepan disculparme, que también soy cada uno de los civiles desarmados que el ejercito de Israel asesina cruel y cotidianamente. No sólo de los niños asesinados camino de la escuela, o de las familias cenando en sus casas masacradas por las bombas que estos fanáticos terroristas lanzan con el beneplácito de la OTAN. También los asesinatos a sangre fría de periodistas, artístas, y dibujantes perpretados por estos terroristas de caros y admirados uniformes, tan estúpidos como prepotentes, tan parecidos a los del estereotipo. También soy cada uno de los civiles desarmados que asesinó sediento de petróleo el ejercito del estado Francés en Libia. Y cada uno de los que asesinó el ejercito del estado yankee (no puedo nombrarlos de otro modo) en Irak, o en Hiroshima. O en Vietnam, donde estos dos últimos grupos terroristas se solazaron con alegre y humana crueldad.

Estos pocos ejemplos a modo de resumen fácil de entender, me sirven para dejar claro que no me duelen sólo los ataques a la libertad de un grupo de fanáticos terroristas financiados y entrenados por la CIA, y serviles a los intereses de la OTAN, que algunos pretenden hacernos creer que asesinan en nombre del Islam. También me duelen los ataques a la libertad de expresión, a la libertad de pensamiento, a la democracia como forma de convivencia que realizan a diario estos grupos de fanáticos terroristas que los medios de comunicación propiedad de esos grandes grupos económicos que entre otras cosas se dedican al negocio de la información señalan como los heróicos defensores de nuestro derecho a ser libres. Y de quienes no tengo noticia alguna de que realicen alguna acción que nos permita etiquetarlos en esta categoría. Como si no fuera evidente que en el capitalismo mágico la libertad de las personas es inversamente proporcional a la del capital, que es lo que en verdad defienden con sus bombardeos, con sus armas.

En fin, sólo quería decir que me aterra la estupidez, tan humana como innecesaria, de quienes se creen no sólo dueños de todas las respuestas y todas las preguntas válidas, también son lo suficientemente petulantes como para pretender decidir quién puede opinar, y quién no tiene nada que decir.

Me harté de tanta banalidad. Gracias por la paciencia.




Europa fue la cuna del capitalismo y al niño ése, en la cuna, lo alimentaron con oro y plata del Perú, de México, Bolivia. Millones de americanos tuvieron que morir para engordar al niño, que creció vigoroso, desarrolló lenguas, artes, ciencias, modos de amar y de vivir, más dimensiones de lo humano. ¿Quién dijo que la cultura no tiene olor? Paso por Roma, por París, bellísimas. En vía del Corso y Bulmish huelo de pronto a taino devorado por perros andaluces, a orejas de ona mutilado, a azteca deshaciéndose en el lago de Tenochtitlán, a inquita roto en Potosí. A querandí, araucano, congo, carabalí, esclavizados, masacrados.
No oles a viejo, Europa. Oles a doble humanidad, la que asesina, la que es asesinada. Pasaron siglos y la belleza de los vencidos pudre tu frente todavía.
(Juan Gelman)

2 comentarios:

  1. A pesar de mi edad, me alegra poder disfrutar de esta época de principios de un siglo en el cual, merced al avance tecnológico desarrollado principalmente para jodernos, podemos sin embargo ser testigos de la caida de tantas máscaras hipócritas y de la desnudez impúdica de la prepotencia de los poderosos que aún tienen la manija. No reparan en nada con tal de proteger y acrecentar sus patrimonios, casi siempre manchados de sangre y dolor ajenos. Pero ahora, al menos SE NOTA. Yo tampoco soy Charlie, aunque deploro las muertes de esos artistas gráficos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se les ve el plumero Tilo.
      Gracias por la visita.

      Abrazo,

      Eliminar