miércoles, 21 de septiembre de 2016

Recuerdo que el amor era un blanda furia

No se olviden: no provoca quien quiere, sino quien puede.
Que no puedan: no contesten agravios.
Quien insulta carece de argumentos: siempre.

-- ** --

Que alguien le avise a Bonadio y sus amigos que lo de quemar Qunitas ya se probó en el '55 y no les funcionó: las ideas que vos quemáis gozan de buena salud.
La única grieta existente es que mientras hay quienes desean repartir cunas entre el pueblo otros las quieren quemar.
Si me lo permiten, humildemente, aquí les tiro una idea: intenten hacerlo mejor, intenten mejorar la vida de los ciudadanos.
Eso les va a funcionar para que nadie vote más contrario a sus deseos, es una promesa.

-- ** --

Cuando escucho hablar a alguien del PRO o de Cambiemos recuerdo aquel dicho de mi abuelo: dime de qué te ufanas y te diré de qué careces.
Como cuando Mauricio Macri le dijo a los directivos de la Bolsa de Nueva York: "Se han acabado los problemas de corrupción".
Debe creer nuestro inefable presidente que estos tipos leen Clarín.

-- ** --

En mi opinión pasar la causa abierta luego de la muerte (de la que hasta ahora sólo hay indicios que fue suicidio) de Nisman al fuero federal, así como el apriete del gobierno para reabrir el esperpento que llaman denuncia del mismo fiscal, no tiene como objetivo buscar la verdad. En la primera no hay nada que permita pensar que no fue suicidio, y cualquier hipótesis será basada en operaciones de servicios que, por definición, carecerán de toda prueba. La segunda se cayó con estrépito sólo 48 horas después de que Nisman la presente con estridencia en el canal, ahora oficialista, TN.
De modo que sólo buscan dilatarla, extenderla en el tiempo, que siga siendo un elemento para agraviar, para que los insensatos que desean que la ex presidenta sea un monstruo lo usen ante la falta de argumentos políticos o económicos, tal como todas las causas (con el insulto al buen gusto de la causa dólar futuro a la cabeza) que se han abierto, y que inevitablemente caerán. La esperanza que albergan es que muchos, aún con la evidencia del cierre de las causas (porque como es natural, no puede haber pruebas de lo que no pasó), sigan repitiendo estas falacias, estos relatos mediáticos, y no debatan datos objetivos.
No descarto que haya muchos de estos, pero creo (o deseo) que no les alcanzará para mantenerse en el poder y seguir haciendo daño. Seguir haciéndonos daño a los sectores populares, a quienes vivimos de nuestro trabajo, a quienes llevan adelante una pyme. En definitiva, a quienes no pertenecemos al segmento ABC1, que es el único beneficiario, el objeto de las políticas del actual gobierno.

-- ** --

Les quería contar a los repetidores compulsivos de estupideces esgrimidas impunemente en las groseras tertulias televisivas que en un PBI Argentino de noviembre de 2015 entran cómodas las 10 mayores fortunas del planeta.
Permítanme esta grosería: hay que ser muy pero muy bobo para decir que "se robaron un PBI". Eso si sos un simple repetidor compulsivo de boludeces. Si quien lo dice es periodista o dirigente político ya es diferente, porque ahí lo debería insultar.

-- ** --

Algunos creen que son virus, otros que son sistema operativo, otros que son aplicativos, otros que son juegos, pero al final que todo funcione bien o sea un desastre depende de qué hardware tenés, cómo lo ensamblás y cómo se diseña el software (para qué, lo más importante es para qué) que lo haga funcionar. Si el diseño es pretencioso al final es peor que si es conservador, porque desestima los recursos objetivos. Si todo depende de enlatados o proveedores externos al final se pierde el control y todo termina mal te exprimen los recursos disponibles.
Es como la vida misma: algunas veces hay que ser prudentes, otras audaces, pero sobre todo siempre hay que tener claras las condiciones objetivas y subjetivas.
Hablo de sistemas informáticos. Hablo de partidos políticos. O no.

-- ** --

Según el presupuesto presentado ante el parlamento por el gobierno nacional, hacia fin de 2017 la deuda será de 80 mil millones más (35 mil de 2016 más 45 mil de 2017). Con esto se comprometen futuros presupuestos, en los que dispondremos de menos recursos para educación, salud y seguridad. El fanatismo ideológico del actual gobierno nos costará muy caro, y esto sí que constituirá una pesada herencia.
Aprobar este presupuesto será más grave que el pago a buitres porque convalida un endeudamiento que entre 2016-2017 llega al 15% de PBI. En este debate se decide quiénes efectivamente se oponen a que la fiesta del poder económico la pague el pueblo vía deuda o no.
Desde mi punto de vista es definitorio de cara a las elecciones de 2017.

-- ** --

Amplio triunfo del kirchnerismo en las elecciones del centro de estudiantes de la Facultad de Sociales de la UBA(48,8%).

Amplio triunfo del kirchnerismo en la Fulp. Tras más de 10 años de hegemonía izquierdista, la federación estudiatil cambió de manos.

A nueve meses del inicio de la administración del líder del PRO, 46,5 rechaza el desempeño del Gobierno nacional y 30,2% lo acepta.

Cristina Kirchner repunta en las encuestas de cara a 2017: ya escaló 13 puntos.

Pronostico que inventarán muchas más causas tan groseras como inútiles para desgastar a la expresidenta.
Los muertos que vos matáis gozan de buena salud.

-- ** --

Planteo una duda: si ganaba el ballotage el candidato del FPV: ¿Cómo estaríamos ahora? Escenario probable: campaña mediática de desestabilización permanente por parte del poder económico, un estado de locura imposible (ejemplo a mirar: Dilma en Brasil).
Quizá, sólo digo quizá, haya sido bueno sacarnos de encima a ese poder económico que hoy gobierna luego de que dejen claro que es inevitable que con ellos las mayorías vivamos peor. Que los insensatos recuperen la memoria. Al alto costo de pasarla mal muchos, de pasarla muy mal otros muchos, es verdad. No será gratuita la experiencia.
Pero nada es para siempre. Sentémonos a ver pasar la carroza fúnebre de nuestro enemigo. El tiempo sucede, implacable.

-- ** --

Los kelpers son ciudadanos ingleses que viven en un territorio argentino ocupado ilegítimamente por Inglaterra. Se pueden quedar a vivir en Argentina si lo desean, somos un pueblo generoso, o se pueden ir a vivir a Inglaterra. Lo que no pueden es decidir sobre un territorio argentino tal como las Islas Malvinas; a menos que soliciten la nacionalidad, claro.
Ni se les ocurra hablar de considerar el derecho a la autodeterminación: sólo pueden hablar de descolonizar, de desocupar un territorio que no les pertenece.

Los kelpers son (y quieren ser) ingleses, y Las Malvinas son (y quieren ser) argentinas.





Recuerdo que el amor era un blanda furia no expresable en palabras. Y mismamente recuerdo que el amor era una fiera lentísima: mordía con sus colmillos de azúcar y endulzaba el muñón al desprender el brazo.
(Eduardo Lizalde)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada