miércoles, 8 de abril de 2015

Viento sucio debajo del párpado

Interesante informe de La Nación sobre el impuesto a las ganancias, cuarta categoría: podría centrar mi comentario en que el contenido del informe desmiente el título, pero prefiero decir que hay algo de impudicia en algunos puntos de vista. El informe explica que un salario de 30.000 menusal (390.000 anuales) tributa 55.000 anuales, es decir: un 14%.
Se muestran tablas con diferentes escalas explicando cuánto tributan salarios brutos desde 25 hasta 140 mil pesos mensuales.
¿Y cuánto pretenden que se pague? ¿Les parece mucho que un salario equivalente a 2.500 euros pague el 14%, o uno equivalente a 6.000 euros pague en el orden del 25%?

Es bastánte impúdico que estemos en este nivel de debate.

Impuesto a las ganancias: una carga cada vez más distorsiva

Ganancias es un impuesto de determinación anual con un régimen de pagos mensuales que se hacen efectivos con los descuentos al salario que aplica el empleador. El cálculo opera de la siguiente manera:
Del salario bruto ($ 390.000 anuales, para poner un ejemplo) se descuentan los aportes con destino a la jubilación, la obra social y el PAMI (por lo general suman 17%, aunque algo menos en los ingresos más elevados dado que existen topes).
Del sueldo neto ($ 323.700) se restan los montos que la ley define como "ganancia no imponible" y "deducción especial"; la suma de ambos conceptos es hoy de $ 108.242 para quienes en 2013 tenían sueldos de entre $ 15.000 y $ 25.000, y de $ 90.202 para quienes percibían más.
Al resultado ($ 215.458 en el caso propuesto) se le quitan eventualmente las deducciones declaradas por la persona; por ejemplo, por cónyuge e hijos, o por sueldos y aportes de servicio doméstico; si el caso es el de un soltero que declara a una empleada, se restarán hasta $ 18.662,4 (el tope).
La cifra resultante es el ingreso sujeto al impuesto ($ 196.795,60); para calcular cuánto paga, hay una tabla de tasas crecientes. Esa tabla está muy desvirtuada, y la persona del ejemplo irá directo al escalón más elevado, pese a que su ingreso no es de los más altos entre los gravados. Pagará un monto fijo de $ 28.500, más el 35% de la parte del ingreso gravado que exceda de $ 120.000 ($ 76.795,60 en el caso). ¿Resultado? Un impuesto de $ 55.378,46, que representa algo más de 14% del sueldo bruto.



-- ** -- ** -- ** --

Una definición interesante, y bastante potente:
Algunos pretendieron instalar el relato de que Máximo Kirchner era un bobo que se pasaba el día jugando a la Play.
Y ahora vemos todos con claridad que el pibe tiene la oratoria de la madre y la mística del padre. Y las reacciones fueron desde el susto a la esperanza.

¿Jugamos al fin de ciclo?


-- ** -- ** -- ** --

Los amigos del PO dicen que con su candidato a intendente de Salta: Podemos!
Me veo en la obligación de advertirles que si quieren usar el envión de Podemos, deberían tener en claro que los chicos de Podemos no sólo revindican el proceso de gobiernos populares sudamericanos que naturalmente incluyen al kirchnerismo, además revindican a Laclau. Y cuestionan, con alguna dureza, al troskismo.

Piensen en esto antes de entregarse al marketing.




Miro el aire en el aire, pasarán estos años, cuántos de viento sucio debajo del párpado, cuántos del exilio, comeré tierra de la Tierra bajo las tablas del cemento, me haré ojo, oleaje me haré. Parado en la roca de la identidad, este hueso y no otro me haré, esta música mía córnea por hueca. Parto soy, parto seré. Parto, parto, parto.
(Gonzalo Rojas)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada